Sentencias de salario en materia de trabajo dictadas por la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia el 7 de marzo de 2012

Publicado por: admin Fecha: 18/10/2012 15:10:46 p.m. Comentarios: 0

Con la finalidad de que la comunidad jurídica nacional se mantenga actualizada en cuanto a la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia, el Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior Electoral, iniciamos en el día de hoy la publicación en nuestra sección JurisJasi de las decisiones más importantes dictadas por esas Altas Cortes incluyendo comentarios.

Una ventaja que nos ofrecen las TICs es el pago de nóminas de los empleados por la vía electrónica, eliminándose de esa manera el  uso del cheque como instrumento de pago. Los llamados cajeros se han convertido en instrumentos que permiten el retiro de los fondos disponibles en una cuenta en más de un lugar.

En razón de que cuando el pago del salario se hace a través de una cuenta bancaria los bancos depositarios de los fondos con cargo a los cuales se realiza el pago del salario cobran una suma por servicio, se puede alegar que el salario no es recibido en su totalidad por el trabajador. Un caso igual a este se presentó por ante la Tercera Sala de la  Suprema Corte de Justicia, la cual estatuyendo como corte de casación, en sus atribuciones laborales, dictó dos sentencias, que por su importancia fichamos a continuación, transcribiendo los principales Considerando de la misma, para conocimiento de nuestros lectores.

SALARIO.- Materia trabajo. Salario pagado a través de una cuenta bancaria. Alegato de que el banco cobra una suma y no se entrega la totalidad del salario.Párrafo 2 del artículo 3 del Convenio 95 de Protección al Salario de la OIT. Recurso rechazado.

“Considerando, que la parte recurrente sostiene que muchas empresas han decidido pagar el salario a través de cuentas bancarias, pero al hacerlo no han tomado las precauciones de lugar en el sentido de que el salario devengado por el trabajador debe ser pagado íntegramente y sin descuentos, salvo los autorizados por el Código de Trabajo; y resulta un punto no discutido que el banco cada vez que el trabajador utiliza el cajero para el retiro de su salario, le cobra una suma que oscila entre RD$5.00 y los RD$20.00, cobro que resulta ilegal por tratarse de que la empresa supuestamente está pagando salarios utilizando el banco como vía o canal. De igual forma, el banco mediante el cajero electrónico no entrega sumas completas, pues si el trabajador en una semana devenga RD$1,027.00, solo podrá retirar RD$1,000.00, lo cual evidencia una violación más a nuestra legislación laboral;

Considerando que la sentencia, objeto del presente recurso expresa:”que en relación al descuento ilegal señalado por el trabajador, éste fundamenta su pedimento en el hecho supuesto de que la empresa, al pagarle su salario mediante el procedimiento electrónico, provocó que el Banco Popular Dominicano, por el uso de la tarjeta entregada por la empresa sin su autorización, al retirar el pago le era descontada la suma de RD$15.00 de forma ilegal;

Considerando, que el párrafo 2 del artículo 3 del Convenio 95 de Protección al Salario de la OIT, establece que la autoridad competente podrá permitir o prescribir el pago del salario por cheque contra un banco o giro postal, cuando este modo de pago, sea de uso corriente o sea necesario a causa de circunstancias especiales, cuando un contrato colectivo o un tanto arbitral, así lo establezca, o cuando en defecto de dichas disposiciones el trabajador interesado preste su consentimiento;

Considerando, que esta corte entiende, al igual que el Comité de Expertos de la OIT, que. “el efecto de una transferencia directa a una cuenta bancaria a nombre del trabajador, es el colocar la suma en cuestión a disposición del mandatario del trabajador, de quien éste puede obtener tal suma en efectivo. En este aspecto existe una semejanza entre el proceso de prestación de un cheque librado contra un banco pagadero al trabajador y la transferencia electrónica efectuada a la cuenta del trabajador. Esta Suprema Corte de Justicia, considera, al igual que la Comisión de Expertos de la OIT, que este medio de pago no ha sido excluido del Convenio 95 y es compatible con sus objetivos. De este modo el pago por transferencia bancaria es considerado un pago en moneda de curso legal y no constituye un medio excluido en virtud del párrafo 1, del artículo 3, del citado convenio, ratificado por el Congreso Dominicano y de aplicación en el derecho interno dominicano;

Considerando, que un uso y costumbre utilizado en zonas francas industriales sobre la llamada semana en “fondo”, no puede considerarse un salario atrasado, pues como quedó establecido por la Corte a-qua “el sistema de pago por producción y a la cantidad de empleados que hace imposible determinar el salario a computar al término de la semana, ya que este aumenta, según la producción”, por lo cual el pago se realiza una vez computada la producción y dentro de los plazos del artículo 192 del Código de Trabajo, lo que no implica violación a la ley;

Considerando, que el depósito del salario por el empleador en una cuenta bancaria a nombre del trabajador, no violenta las disposiciones del referido artículo 192 del Código de Trabajo, ni el Convenio 95 sobre Protección del Salario de la Organización Internacional de Trabajo, ni las obligaciones y deberes derivados del contrato de trabajo, ni la buena fe que debe primar en la ejecución de las relaciones de trabajo, en consecuencia, los medios examinados carecen de fundamento y deben ser desestimados;

Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación interpuesto por Arístides Toribio Colón, contra la sentencia dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago el 25 de febrero de 2009, cuyo dispositivo se ha  copiado en parte anterior del presente fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al pago de las costas del procedimiento, ordenando su distracción a favor y provecho del Licdo. Silvino José Pichardo Benedicto,  quien afirma haberlas avanzado en su totalidad”. (Tercera Sala, S.C.J., 7 de marzo de 2012. Recurrente Arístides Toribio Colón vs. M & M, Industries, S. A. y compartes. Ver además, en igual sentido, de la misma sala y de la misma fecha, recurrente Pedro Roberto Nina vs. L.M. Industries, S. A.).

Ver sentencias completas:

http://www.suprema.gov.do/PDF_2/fallos/Alfredo_Ramirez_Peguero_Vs._Partido_Democrata_Popular.pdfhttp://www.suprema.gov.do/PDF_2/fallos/Alfredo_Ramirez_Peguero_Vs._Partido_Democrata_Popular.pdf http://www.suprema.gov.do/PDF_2/fallos/Pedro_Roberto_Nina_Vs._L.M._Industries__S.A..pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *